LA APARENTE SALVACIÓN SE CONVIERTE EN UNA TORTURA

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

CONTROLAR LO INCONTROLABLE: EL TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) hace referencia a la presencia de pensamientos y/o imágenes repetidas, intrusivas, persistentes e incontrolables (obsesiones) que provocan malestar y ansiedad. Y, ante estos, con el objetivo de neutralizarlos o ignorarlos, se realizan conductas o pensamientos de forma repetitiva y ritualizada (compulsiones).

Se distinguen tres tipos de rituales:

  • Los reparatorios: consiste en reparar las consecuencias de algo que ya ha pasado y produce miedo. Por ejemplo, antes de salir de casa comprobar repetidamente que se ha cerrado el gas, la puerta, las ventanas, etc.; o por el miedo a haberse contaminado se lava de una forma determinada.
  • Los propiciatorios:  consiste en llevar a cabo los rituales anticipadamente para que ocurran cosas buenas o evitar que sucedan cosas malas. Por ejemplo, saltar tres veces para ganar en la competición; ponerse una determinada camisa para aprobar el examen; repetir un número determinado de veces una frase para que no le pase algo a los familiares, etc.
  • Los preventivos: rituales dirigidos a prevenir. Por ejemplo, limpiar constantemente la casa para evitar la contaminación.

Asimismo, es frecuente que haya una tendencia a evitar todo aquello que asusta y, a pedir ayuda y seguridad a las personas más cercanas.

Todo esto causa limitaciones y puede afectar a algunas áreas importantes de la vida (laboral, social, académico, etc.).

¿Te sientes identificad@?