No es valiente aquel que no siente miedo, sino el que sabe conquistarlo
– Nelson Mandela -

MIEDO A VOLAR

miedo a volar 

Diferentes estudios confirman que más de un tercio de la población mundial tiene miedo a volar, en mayor o menor medida. Cuando este miedo se convierte en una ansiedad que dificulta la capacidad para volar, es cuando lo llamamos aerofobia, que la fobia a volar. La RAE lo define como temor al aire, síntoma de algunas enfermedades nerviosas.

Las personas que la padecen se ven incapaces de volar en cualquier tipo de aparato o, si lo hacen, pasan periodos de angustia, antes, durante y después de haber volado.
 
Pero, las personas que tienen miedo a volar y creen padecer aerofobia, puede que estén en lo cierto y solo padezcan esta fobia.
Aunque los estudios, también, han demostrado que no siempre es así, ya que muchas personas tienen otra fobias que pueden estar solas o añadirse a la aerofobia. Por ejemplo, se pueden dar casos en que el paciente sufra de claustrofobia o miedo a las alturas, incluso, fobia social.

El gran problema del miedo a volar

El gran problema de tener miedo a volar es que puede afectar a la vida laborar, familiar y de otras amistades, ya que, tanto en la vida laboral como en la privada, cada vez se utiliza más este medio de desplazamiento. 

En vacaciones se suele viajar a lugares, cada vez, más lejanos, donde no se podría llegar, en el tiempo determinado, sin ir en avión.

Muchas personas están obligadas a tomar el puente aéreo en su vida laboral, cosa que, a las personas con esta fobia les causa trastornos que van más allá del propio viaje.

Resolver el miedo a volar es algo básico para mantener el puesto de trabajo, para la relación con familiares y amigos o para que la
propia empresa no se venga abajo, en el caso de los empresarios.

Pero, este miedo, no solo lo padecen las personas ajenas a la aviación, sino, que mucho personas de la tripulación lo padece también. A veces, porque nunca superaron el miedo, a pesar de elegir voluntariamente esa profesión; pero, otras veces, les ha sido provocado por ciertas circunstancias vividas en primera persona o por terceras. En estos casos, puede tratarse es estrés postraumático o de otras causas.

Pero el miedo a volar puede ser por motivos tan variados como creer que el avión se va a estrellar, los que cada ruido del avión les
atormenta, los que temen sufrir ataques de pánico, o tienen miedo a no poder escapar si pasa cualquier cosa, los claustrofóbicos, los que creen que caerán al mar y se ahogaran, les da miedo las turbulencias, etc.

¿Te sientes identificad@?

La buena noticia es que el miedo a volar y la aerofobia se puede superar con un tratamiento y método adecuado. YOriginal te propone un método psicológico científico que te ayudará para que puedas volar a cualquier parte del mundo.

¡Supera tu miedo a volar y deja de tener límites, te ayudamos mediante la Terapia Breve Estratégica!

Llama de 9 a14 y de 16 a19h