¿Un día duro? Para vivir disfrutando lo más importante es la Inteligencia emocional.

Inteligencia emocional

Bombardeo de pensamientos Negativos

Para vivir disfrutando y no luchando, lo más importante es trabajar la Inteligencia emocional. Trabajar en nosotros mismos.

Todos tenemos, día tras día, un bombardeo de pensamientos que nos invaden la mente. Y un cúmulo de sensaciones corporales que nos intentan dominar. A veces son muy beneficiosos, nos hacen sentir bien. Sin embargo, otras veces, o la mayoría, son pensamientos negativos que hacen que nuestro día sea más duro. Incluso a veces, hacen que nuestra vida sea una constante lucha. Tenemos odio o tristeza, frustración o desesperación, cansancio o angustia, …, o un poco de todo.

¿Te sientes así, luchando por vivir cada día?

La vida no debería ser una constante lucha. Debería ser solo una oportunidad de aprender cada día cosas nuevas. Disfrutar de cada cosa que nos pasa por muy duro que nos parezca.

Es cierto que nos ayuda mucho a sentirnos mejor, que la gente que está a nuestro alrededor, nos apoye y nos de su cariño. Pero solo nosotros tenemos el poder de ver ese apoyo y saber recibirlo, y, así, cambiar como nos sentimos ante esos retos que nos pone la vida.

Ojalá existieran baritas mágicas que pudieran ayudarnos a quitar el dolor, el cansancio o la rabia que sentimos. Pero todavía no se ha encontrado el antídoto perfecto.

Para ayudarnos a nosotros mismos y vivir mejor, debemos trabajar. Y no me refiero a trabajar para ganar dinero, sino a trabajar en nosotros mismos. Trabajar la Inteligencia Emocional.

Conocernos mejor, descubrir cuáles son nuestros límites y capacidades. Saber gestionar nuestras emociones, saber entender a los demás, saber que podemos hacer todo lo que nos propongamos por muy imposible que parezca.

En este mundo tenemos muchos ejemplos de superación. Y no es que tengan otras capacidades o sean diferentes a nosotros, sino que han trabajado su inteligencia emocional. Lo que para otros es algo negativo, un problema, para ellos es un reto, un motivo de superación.

Es cierto que es más fácil y cuesta menos, estar en nuestra zona de confort, echar la culpa a otros de lo que nos pasa, y seguir lamentándonos de la mala suerte que nos ha tocado vivir.

Creerme, que todos, absolutamente todos, podríamos decir que hemos tenido mala suerte en la vida.

Pero ¿por qué muchos no lo consideran así? Porque han comprendido que el verdadero poder lo tienen ellos en sus manos.

No podremos cambiar las circunstancias, pero si como nos sentimos respecto a lo que nos pasa.

Es cierto que es más fácil exigir a otros que cambien para encontrarnos mejor. Pero lo cierto es, que por mucho que cambien, nosotros podemos no verlo, porque tenemos los mismos pensamientos que antes.  Nosotros mismos nos cerramos las puertas a muchas oportunidades, y a sentirnos mejor cada día.

No pierdas el tiempo en culpar a los demás o a ti mism@. No pierdas el tiempo en lamentarte porque no has tenido suerte en tu vida.

Comienza a tomar acción y trabaja en ti, en tu interior. Verás como te cambia la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 − 2 =

Llama de 9 a14 y de 16 a19h