¿Qué es la familia? ¿los amigos? ¿o una pareja?

curso-taller-relaciones-personales

A pesar de haber varias definiciones para cada una de ellas en nuestros diccionarios. Cada uno tenemos nuestra propia definición de la familia, los amigos o de una pareja.

Dependiendo de que parámetro cojamos para definirlos, saldrá un tipo de definición u otra. Por ejemplo, si cogemos el parámetro de proyecto, podríamos decir que la familia es toda aquella persona que está compartiendo el mismo proyecto con nosotros. Y puede que no tenga nada que ver con la sangre de cada uno. Sin embargo, si cogemos ese parámetro, la familia será toda aquella persona que comparta nuestra sangre: padres y madres biológicos, generaciones, etc.

Ahora bien, independientemente de qué definición tenemos cada uno, lo que creo que es más importante y que tienen en común todas ellas, es el tipo de relación que tenemos en ese conjunto de personas. Es decir, cómo nos relacionamos con esas personas que llamamos familia, cómo nos relacionamos con esas personas que consideramos amigos y cómo nos relacionamos con aquella, o aquellas, personas que le otorgamos la etiqueta de pareja.

Relacionarse con las personas no es nada sencillo, cada uno tenemos unas ideas, unas creencias, unas formas de comportarnos, unos valores, etc., incluso dentro de una misma educación, puede haber diferencias.

¿Y cuáles son las ideas, creencias, valores o comportamientos mejores? Pues seguro que habrá discrepancias en la respuesta, igual que la que os vamos a dar no tiene por qué ser la verdad absoluta. Sin embargo, hemos comprobado que puede haber algunas, que se adaptan a la mayoría de las personas, una de ellas es querer sentirse bien, poder vivir, sentirse bien físicamente…

Lo que nos lleva a, ¿Qué es entonces una buena relación, sea cual sea el tipo? Bueno creemos que la verdadera clave de todo esto es saber escuchar de forma activa, ya que, si conoces a la persona, podremos saber cómo se siente bien, cómo vive, cuáles son sus ideales y valores…

El problema de todo esto es que asoma nuestro yo más egoísta: “y porque tengo yo que escuchar a mi (lo que sea) si él/ella no me escucha a mí, ¿Qué tengo que complacer a todo el mundo? ¿Y qué pasa conmigo, a mi quién me complace?

Bueno, aquí cada uno tendrá su opinión sobre esto, pero creemos que la mejor opción es saber elegir con quién queremos estar, quién comparte nuestras mismas ideas, nuestras mismas costumbres o al menos, a esas personas que comparten cosas parecidas y con las que estamos a gusto. Seguramente, si te fijas, será con estas personas con las que más convivas a diario, o al menos con las que más ganas tengas de estar.

¿Y qué pasa con el resto de personas que por “h” o por “b” tengo que convivir? Nuestro consejo es que las escuches, veas cuál es su verdadero idioma, hagas las cosas que más pueda beneficiarte a ti y a esa persona. Es decir, imagina que te llevas fatal con tu hermana, siempre estáis discutiendo y no os aguantáis, pero, por lo que sea, os toca veros muy a menudo, sabemos que es difícil, porque nuestro yo egoísta sale y nos dice: “ni se te ocurra ceder”.

¿Te has parado a pensar qué es ceder? Quizá sea algo que haces por el bienestar de la otra persona, pero ¿podría ser ceder por tu propio bienestar? No sabemos. Pero si conoces muy bien cuál es el idioma de tu hermana, seguramente sabrás porque actúa de una manera u otra. Quizá no os llevéis tan mal, solo que habláis de lo mismo, pero en diferente idioma. O que una piense que la otra piensa algo que ni siquiera ha llegado a pensar.

La verdad es que para esto podríamos escribir un libro de reflexiones, es algo que nos encantaría compartir y ver qué opiniones hay. Porque pensamos que, de este artículo, podrían salir millones de temas de los que hablar. Obviamente hoy no será el momento de enrollarnos o aburrirte, o quizá solo de quitarte tiempo para tus cosas.

Lo que sí que vamos a proponerte, es que reflexiones sobre cómo es tu relación con cada una de las personas con las que te rodeas, ¿es buena? ¿mala? (según definas tú lo qué es buena o mala) ¿es por conveniencia? ¿por obligación? ¿Qué te aporta? ¿Qué aportas tú? ¿te pones en sus zapatos? ¿recriminas sin saber cuál es su posición? ¿te recriminan a ti sin escuchar tu versión? ¿crees que podría haber una mejor relación?…

Cuestiónate cómo te relacionas con los demás y no dudes en escribirnos tus opiniones e ideas. Son todas bienvenidas. Y si tienes dudas o quisieras comentarnos algo en privado, escríbenos, estaremos encantados de ayudarte sin compromiso alguno. Entre todos, descubriremos cuál es la mejor opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + 20 =

Llama de 9 a14 y de 16 a19h