¿QUIERES SENTIRTE COMO SI ESTUVIERAS EN LOS PRIMEROS AÑOS?

EL GRAN DESAFÍO
AMOR CULTIVADO,
AMOR EVOLUCIONADO

EL AMOR SOLO PERDURA SI SE CULTIVA Y CUIDA COMO UNA FLOR

¿Qué es una pareja? ¿Es siempre cosa de dos? ¿Qué es el amor?¿No tener pareja es no valer como persona? ¿Solo la pareja puede otorgarnos ese amor que merecemos? ¿Es amor o dependencia? Si nos amamos, ¿por qué nos enfadamos tanto? ¿Por qué, a veces sin darnos cuenta, reclamamos “más amor” a nuestra pareja de lo que le exigiríamos a cualquier otra persona? ¿Por qué nos cuesta tanto dar sin recibir nada a cambio?… Son muchas de las miles de cuestiones que hay entorno al amor romántico.

Desde hace mucho tiempo ya, venimos deseando, soñando, pensando, en que la vida en familia es la meta del ser humano. Somos seres sociales por naturaleza. Ella nos creo para juntarnos y procrear. Es un hecho biológico, nuestro objetivo es la supervivencia de la especie. Sin embargo, la naturaleza solo se aseguró de que tuviésemos el tiempo suficiente y la euforia necesaria, para eso precisamente, procrear y sobrevivir. El vivieron felices y comieron perdices se quedó en el tintero.

Y es que solo tenemos un periodo de un año o dos en el que estamos enamorados. Todo aquel que lo ha vivido, ha sentido un estado de éxtasis, donde la pareja era para toda la vida, era la pareja ideal. Solo ella era la persona más especial que podía existir. Aquí no existen defectos, no existe lo negativo, ni la rabia ni el rencor, todo es dulce y de película. ¿Recuerdas ese sentimiento?

Lo que no sabemos es que el cuerpo se encarga de que no veamos más allá, porque solo así se asegura que echemos ese deseado polvo que asegure la supervivencia de la especie. ¿Y luego qué?

“Ya no hacemos lo que antes”

 ¡¡Hemos recibido un zasca de la realidad!!

Sigue siendo la misma persona que conocimos, lo único es que los niveles de oxitocina (hormona del amor) y testosterona (la hormona que nos ayuda a excitarnos) han vuelto a la normalidad. Lo cuál nos hace ver, no la persona que habíamos idealizado, sino la persona que realmente tenemos delante.

pareja

El enamoramiento siempre se acaba, solo es un proceso hormonal en el que se disparan las hormonas y estamos como drogados,
Pero la magia del amor verdadero sigue existiendo

Aunque pienses que acabo de romper toda la magia, no es así. En realidad es un descubrimiento que nos puede hacer amar con mucha más fuerza. ¿Por qué? En realidad una pareja ideal no es aquella en la que tratamos de mantener el enamoramiento pasional. O esa dependencia hacia la otra persona, ese sin ti no puedo vivir, ese te echo tanto de menos que no hago más que pensar en ti, ese hago todo contigo…

Una pareja ideal es la que se ama incondicionalmente, sin ser sumisa ni dependiente.

La que sabe vivir sin la otra persona, pero decide vivir con ella. La que piensa en su pareja, pero también tiene su propio espacio personal. La que hace peticiones, pero no las exige. La que hace un “esfuerzo” por hacer feliz a su amor. Porque ya no es tan sencillo como cuando estábamos enamorados, ahora hay que poner de nuestra parte. En definitiva, es la que nos hace ser mejores personas, la que nos hace crecer y disfrutar. Con la que compartimos nuestro mundo.

Olvídate de las relaciones mágicas de las películas, cuya pareja tiene el poder especial de adivinar y acertar con todo. De saber cuándo necesitas un beso, un abrazo o que te escuchen.

En la vida real, ese poder no existe, solo se puede acertar por intuición, después de un largo periodo de convivencia y de esfuerzo por comprender a la otra persona. Pero no basta con poner empeño, nuestra pareja nos tiene que ayudar a entenderla, a saber qué necesita, a saber qué le gusta, a saber quién es y quién quiere llegar a ser.

Dedícale tiempo a tu pareja, cultiva tu relación y haz que evolucione con nuestro gran desafío, no solo notaréis un cambio en la propia relación, sino en vosotros mismos.

la pareja de ensueño, es la que se acompaña y se apoya, es ese amig@ perfect@, con el que tenemos más derechos de intimidad.  

pareja y cariño

Con el Gran Desafío “Amor cultivado, amor evolucionado” tratamos todos los puntos fundamentales para una buena relación de pareja. Para realizarlo nos hemos basado en diversos estudios psicólogos, en la observación de miles de parejas y en la propia experiencia.

Este Desafío consta de 4 fases:

  1. Mi mapa actual: será la etapa más individual, pero la base fundamental de una relación. En ella encontraréis el camino para una relación fuerte.
  2. Cultivando el amor: aprenderemos múltiples aspectos imprescindibles en una relación, trabajaremos en ellos y además podréis conoceros más profundamente, si cabe.
  3. Gestionando desafíos: y llegamos a la fase más deseada de todas las parejas que nos hemos encontrado. Donde aprenderemos diferentes herramientas y estrategias para que la relación sea fuerte ante cualquier adversidad. Las discusiones, malos entendidos, diferencias de hábitos u opiniones, ya no serán motivo de tantas dudas.
  4. Evolucionando en el amor: y por último, el mejor de los pasos, ya que podremos disfrutar de todo el trabajo interior y ver que realmente este Desafío ha merecido la pena. Aquí solo cuenta la pareja, donde creará un vinculo aún mayor y donde será consciente de que el amor de los primeros años, solo es cuestión de acción.

Además, al realizar el Desafío, estaréis directamente incluidos en las diferentes “Excursiones contra rutina” que prepararemos en la empresa, por lo que tendréis un 30% de descuento sin compromiso.

¿A qué esperas para tener un espacio lleno de cariño, respeto, empatía, sinceridad, acompañamiento, libertad... un amor de acero?

Aunque parezca que todo esta perdido, frío, ausente, olvidado…

Todo puede cambiar

¿QUIERES VOLVER A SENTIR ESA CONEXIÓN CON TU PAREJA?
NO LO POSPONGAS