El amor verdadero

amor verdadero

¿Qué es el amor verdadero? En todas las películas de amor nos enseñan que es una persona que está destinada a amarnos eternamente. Siempre es una persona diferente a nosotr@s mism@s. Es lo que nos enseñan desde la infancia y es lo que vemos a nuestro alrededor.

Es por eso que la mayoría de las personas creen saber qué es el amor verdadero y qué se siente cuando aman a los demás.

Pero piensa por un momento en estas preguntas ¿tu amor verdadero es realmente otra persona? ¿Y por qué entonces ahora se oye mucho eso de que si no te amas a ti mism@ no podrás amar ni podrán amarte los demás?  Entonces… ¿Podría ser que el amor verdadero de cada un@ seamos nosotr@s mism@s?

Por desgracia, pocas personas saben qué es y qué se siente cuando se dan amor a ellas mismas.

¿Cómo definirías tú el amor hacia un@ mism@?

Las personas ven numerosas características positivas de las demás. Pero, ¿sabrías decir numerosas características positivas de ti mism@?

Normalmente, la respuesta es que no, que te resulta muy difícil sacar tantas características positivas en ti como ves en los demás. ¿Y por qué? Seguramente es porque no te amas a ti mism@. Y, entonces, surgen otras preguntas: ¿por qué no te quieres a ti mism@?; ¿qué pasaría si ahora tú te conviertes en tu mejor amig@, podrías sacar cosas positivas de ti?; ¿si cambiaras todo aquello que no te gusta de ti, crees que ya te resultaría fácil sacar cosas positivas de ti mism@?

Para Yoriginal, el amor propio es apreciarse, valorarse tal cual uno es (con los “defectos” y virtudes), escucharse, hablarse siempre positivamente a un@ mism@, respetarse y ser amables con un@ mism@, así como somos con los demás.

Si comenzamos a amarnos a nosotr@s mism@s, empezaremos a notar multitud de beneficios en todos los aspectos de nuestra vida.

Algunos de los múltiples beneficios son:

  • Mayor seguridad y confianza en un@ mism@
  • Mayor independencia
  • Se potencia en mayor medida las capacidades y, se arriesga y prueba, porque uno cree en sí mism@
  • Se aprecia todo lo que se hace y se consigue, por pequeño que sea
  • Se consideran los errores como aprendizajes
  • Se experimenta más
  • Se tiene un estado emocional más equilibrado
  • Se mejora la calidad de las relaciones
  • Aumenta el bienestar
  • Se alcanzan más objetivos
  • Y un largo etcétera

Como ves, amarse a un@ mism@ es más importante de lo que creías y, por eso, te vamos a dar seis buenos hábitos para cultivar ese amor hacia ti mism@.

  1. Usar un lenguaje positivo hacia ti mism@, igual que haces con los que más quieres.

Hablarse mal a un@ mism@ constantemente, hace que todo aquello que te dices te lo creas cada día más y ya puedes imaginar el resultado que eso provoca en ti.

No importa lo que algún día te dijeron de ti negativamente, no importa los errores que hayas cometido, no importa lo que digan los cánones de belleza… Lo importante es como vives y eres en el presente. ¿Dónde está demostrado que esas personas tienen la verdad absoluta?, ¿acaso los errores no se pueden solventar y aprender de ellos?, ¿a todo el mundo le gusta lo mismo?…

Todas las personas tienen muchas características positivas. Por lo que, todas se han de aceptar y querer tal cual son. Por ello, empieza por hablarte a ti mism@ de forma positiva, solo dite cosas buenas de ti. Si realmente lo haces, realmente notarás un cambio.

  1. NO considerar lo que viene del exterior como verdades absolutas.

Habitualmente, damos como verdades absolutas lo que viene del exterior (lo que dicen los demás, lo que ves en televisión, etc.). ¿Alguna vez te has parado a analizar si eso es cierto?

Siempre debes analizar si eso del exterior es cierto y desechar todo lo que, bajo tu percepción, no lo sea. Desecha esas creencias que te hagan infeliz o te hagan ser como no eres solo por intentar agradar.

  1. Dejar de ser excesivamente perfeccionista y de autoexigirte demasiado.

Seguramente, te exiges más de lo que deberías y quieres que todo lo que hagas salga perfecto, ya que crees que, de este modo, eres una persona mejor y como esta sociedad “dicta”. ¿Y qué pasa si no consigues los objetivos marcados y ese perfeccionismo que deseas? ¿Sería otra muestra de que no tienes ninguna característica positiva en ti? ¿Estás seguro que esto es verdad?

Márcate objetivos pequeños y realistas, y felicítate por cada cosa que hagas, por pequeña que te parezca, no siempre saldrá como deseas, pero con constancia conseguirás aquello que quieres y mejoraras a cada paso.

  1. Cambia la creencia de que pensar en positivo sobre un@ mism@ y reconocer tus logros es de ser una persona engreída y narcisista.

Pensar en positivo sobre un@ mism@ y reconocer los propios éxitos ayuda a que te sientas mejor y tu autoestima se vea reforzada. Por tanto, comienza a pensar cosas positivas de ti y, reconoce y celebra cada uno de tus éxitos. Lo único que debes evitar es denigrar a los demás por compararte con ellos y pensar que eres mejor. Todos destacamos en algo y, nadie es mejor ni peor que nadie.

  1. Por tanto, deja de compararte con los demás.

La mayoría de las personas se comparan con los demás y muchas llegan a la conclusión de que los demás son mejores que ella.

Cada persona es única, cada una tiene sus talentos y capacidades. Por consiguiente, nunca nos podemos comparar unos con otros. ¡Deja de compararte!

  1. Muéstrate a los demás tal y como eres.

Muchas personas no actúan como realmente son, ocultando lo que creen que son sus “defectos”. Prueba en actuar como cuando estás sol@ y verás que conectas mejor con las demás personas.

 

Intenta poner en práctica estos hábitos a rajatabla, aunque sea solo durante un mes y si no te convence deja de hacerlo. Estamos seguros que verás un gran cambio en tu vida y bienestar.

¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios! Queremos saber cómo te va.

Y si ya te amas a ti mism@, ¡cuéntanos qué haces para cultivar ese amor hacia ti mism@!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × tres =

Llama de 9 a14 y de 16 a19h