"¿Dejar de fumar? Facilísimo.
Yo ya lo he hecho un centenar de veces..."
– Mark twain -

¡dejar de fumar es fácil,
abstenerse siempre...
también!

¡¡No dejes que el control lo tenga el cigarrillo, recupera el control!!

¿Quieres dejar de fumar para siempre, pero hay algo que te lo impide?

¿Tienes miedo a no poder hacer lo que haces ahora?

¿Lo has intentado en más de una ocasión, pero has terminado volviendo de nuevo?

¿El miedo a engordar es un limite para dejar de fumar?

¿Temes cambiarlo por otro vicio peor?

Además, ¿te autoconvences de que puedes dejarlo cuando quieras?

¿Te has preguntado alguna vez porque eres capaz de tener fuerza de voluntad en muchas otras cosas, y con dejar de fumar desaparece?

Debes saber que el no poder dejar de fumar no es del todo culpa tuya. La nicotina del cigarrillo, obviamente, ayuda a que creas que lo necesitas, ya que estimula áreas del cerebro, como el núcleo accumbens, la corteza prefrontal, el área tegmental ventral, además, de estimular la producción de dopamina y de endorfinas, que te hacen estar más motivad@, tener mayor concentración, sentir paz, bienestar y pensar que tienes mejor memoria y mayor capacidad de aprendizaje. Además, cuando dejas de fumar, sientes desgana, cansancio, tu productividad se va a la mierda, sientes más estrés y tu cabeza dice “¿por qué tengo que sufrir, si puedo dejarlo cuando quiera?, además esto me ayuda”

Pero, aquí esta la trampa, la mente piensa que funciona mejor, y por eso te alerta y enciende una alarma, como con el hambre o la sed, para que enciendas ese deseado cigarrillo.

Sin embargo, realmente es un engaño, ya que los pequeños beneficios que nos puede proporcionar la nicotina del cigarrillo, son pocos comparados con los daños, como ya sabes de sobra, de sus múltiples sustancias. Como no paran de repetir por todos los lados, fumar es malo, y tú estas cansado de oírlo, de ver como la gente no fumadora te rehúye o como tus familiares y/o amigos, incluso el médico, te dicen que tienes que dejar de fumar. Y debes saber, que la concentración, la paz o la mejora de la memoria que adquieres con la nicotina, se ve anulada por su propia adicción, es paradójico, pero real, al principio parece que compensa, pero luego la adicción hace que estés permanentemente concentrad@ en fumar y volver a fumar.

recupera el placer

Pero claro, se fumar porque nos da placer ¿verdad? Notamos tranquilidad.

Y aunque pensamos pensamos que la salud es lo primero, y el placer… ¿merece la pena renunciar a un placer por vivir más? ¿Serías feliz? 

No sabemos en otros casos, pero en este, creemos que sí, porque detrás del placer de fumar, hay un placer mayor que te está esperando, un placer que te deja tener a ti el control y no depende continuamente de ser saciado.

¿O acaso no te pasa que parece, cada vez más, que un cigarrillo no acaba de ser del todo satisfactorio y necesitar otro, y luego otro…?

¿No te cansas de tener que buscar sitios donde se pueda fumar para poder saciar esa ansia?

Si estás leyendo esto, es porque estás preparad@ para obtener un placer mayor de todo esto. Que nos dices…

No tengas miedo, nadie ha hablado de dejar de fumar para siempre, pero quien sabe si descubres finalmente que realmente es lo que deseabas.

Los que lo han logrado, se han sorprendido, y mucho, de como les ha cambiado la vida, han encontrado el verdadero placer, como nos dijo uno de ellos: “dejar de fumar y recuperar el control, no tiene precio, porque he recuperado muchas cosas que me estaba perdiendo, como el verdadero sabor de la comida o disfrutar de mi gente sin la barrera del humo”

dejar de fumar